Para usted, mi lector:

"Y los ángeles etéreos rehuyeron a sus hermanos abismales y con hipócrita agonía arrancaron sus extremidades anadeantes y consumieron sus esperanzas de llegar algún día al lugar del que fueron echados como despojo divino. Lo bueno es que, aún en el fondo, pueden haber momentos plácidos."

viernes, 17 de febrero de 2012

Viernes 17 de febrero...


El viernes 17 de febrero es la fecha del acto de entrega del 2do. Concurso de Minificción Ciudad del Ozama, en la Sala de Arte Ramón Oviedo, ubicada en el Ministerio de cultura (Av. George Washington esquina Presidente Vicini Burgos, Sto. Dgo.).

Dentro de este concurso obtuve una Mención de Honor por mi cuento "El Proceso". Están invitados, aquellos que puedan asistir, a este pequeño triunfo en la carrera de este escritor.

Mañana les traeré un nuevo capítulo de La indescriptible aventura de Dimitri DuFou.

Hoy les dejo con un pequeño poema:

Anónimo

Pergeñada, abúlica
insípida es la mentira.
No florece en la adversidad
como dicen del amor.
No conoce, no aprende.
Más bien desconoce.
Es esclava ineludible del malrecuerdo.
Y pasan 10, 20, 30 años...
y se pierde la razón de la mentira.
Algunos incluso empiezan a dudar
Y termina, entre la duda
convirtiéndose en verdad.

Y si el hombre es su historia
y su historia es una mentira...
¿qué le queda?
Es un hombre o es un mono
o tal vez algo más
sacado de un agujero en la playa
donde dormía y reposaba
esperando...

Y si somos hijos de verdades
o mentiras confundidas
y si conocemos el mal
ya no importará más.
Se ha producido un error en este gadget.